Burofax

Toni Benavente

En este humilde desasosiego, a 19 de septiembre de 2019
Destinatario Señores políticos, padres y educadores.
Asunto Reclamación solidaria.

Muy Sres. míos,

Nos ponemos en contacto con ustedes en relación con los graves hechos que se están aconteciendo en este mundo.

El motivo de esta comunicación, es para que nos pongamos a trabajar ya, por el bienestar de todos, que somos todos, y para poder encontrar de una vez por todas, el camino hacia la responsabilidad, el esfuerzo y los valores éticos.

Si tiramos una piedra a un río, su cauce no se ve afectado, pero no sucedería lo mismo si el río fuera un sistema ordenado en el que cada partícula tuviera una trayectoria fija, ya que el orden se derrumbaría.

Nos aproximamos hacia una crisis de perceptibilidad, donde la complejidad del mundo nos llevará a simplificarlo todo, hasta la tangible realidad, como lo es el gran desorden mundial que se avecina.

Soy un simple ciudadano azorado por los bombardeos incesantes de unos países a otros, sumado a las atrocidades de los repudiados continentes y refugiados sin destino, y lleno de perplejidad por la permisibilidad de los políticos hacia estos dirigentes asesinos. Sumado a la incógnita, sin saber certeramente cual es la verdadera realidad, debido a la manipulación de la información arropada por un abrigo de adelantos técnicos, que más que apoyar y reflejar una clara situación mundial, nos oculta gran parte de los hechos y la verdadera razón para estos sucesos.

Es evidente la clara tendencia general al desorden, donde un cristal se rompe y el agua de un vaso cae por el borde. Un sistema mundial caótico y confuso que nos adapta con firmeza a una estabilidad occidental inestable para nosotros mismos y asesina para el resto del mundo.

La humanidad padeció el horror de dos guerras mundiales, pero esto no basta, porque la mentira de los fríos conflictos energéticos y religiosos que vivimos, seguirán destruyendo inocentes y aportando una gran marea de refugiados a los que nadie quiere.

Los intereses por mantener ciertos puntos estratégicos de poder y la ambición del poco curtido ser humano, nos hacen levantar muros infinitos que llegan hasta lo más alto del cielo y abonamos el fondo de nuestros mares y océanos con inocentes refugiados que jamás pidieron lo que están sufriendo.

Mientras una parte del mundo se funde entre hamburguesas de plástico y telebasura, otra muere por un sinsentido absurdo y descontrolado, frenada por las barreras de la inconsciencia humana, que huye de la otra realidad.

Ya no existe el corazón, solo la materia que nos aplasta con sus valores del poco esfuerzo y la falta de responsabilidad, donde la solidaridad, ya solo queda para unos pocos.

Para cualquier inquietud y/o aclaración sobre el contenido de este burofax, no dude en ponerse en contacto conmigo.

Sin otro particular, aprovecho la ocasión para enviarles un cordial saludo.

Remitente
Toni Benavente García
info@tonibenavente.cat

Imprescindible leer la letra en cursiva
La ley no dice que el destinatario haya aceptado el burofax, sino que el emisor lo haya enviado. Por lo tanto, teniendo en cuenta la legislación y la jurisprudencia, en la mayoría de los casos es más adecuado no rechazar el burofax, pues las consecuencias suelen ser negativas para el destinatario.