Un rayo con principios

Toni Benavente

Un rayo que cayó dos veces en el mismo sitio, se dio cuenta que la primera vez que cayó ya había hecho suficientemente daño, y que por lo tanto ya no era necesario volver a golpear en el mismo lugar una vez más, lo cual le produjo una fatal infelicidad.